Las urnas funerarias sirven para albergar y proteger los restos incinerados de un ser querido.

Pero para una familia que ha sufrido una pérdida, su propósito va mucho más allá de la mera funcionalidad.

La urna se convierte en un digno tributo, cargado de simbolismo, que capta la esencia del difunto.

Hoy en día, las familias en duelo pueden elegir entre cientos, incluso miles, de urnas funerarias.

De hecho, si buscara en Google “urna de cremación” y viera las imágenes que devuelve la búsqueda, vería una gran variedad de urnas de distintas formas, tamaños y tonalidades.

Urnas funerarias Todo lo que debo saber antes de comprar
Urnas funerarias Todo lo que debo saber antes de comprar

¿Qué es una urna funeraria?

Una urna funeraria es un recipiente utilizado para guardar los restos incinerados de una persona (o de una mascota).

Estos recipientes tienen distintas formas y tamaños y pueden enterrarse o exponerse, en función de los deseos finales de la persona.

En algunos casos, sus seres queridos pueden solicitar que se esparzan sus cenizas, en cuyo caso la urna elegida será una solución temporal, aunque podrá seguir utilizándose como monumento conmemorativo.

Materiales, diseño y estilos

Las urnas funerarias, ya sean individuales, de compañía o de recuerdo, pueden fabricarse prácticamente con cualquier tipo de material.

La madera, la cerámica, el bronce y otros metales resistentes se encuentran entre las opciones más populares.

En cuanto a la forma de la urna funeraria, existen muchos estilos entre los que elegir.

Las urnas clásicas en forma de jarrón o de caja ofrecen una estética tradicional, mientras que las urnas contemporáneas presentan líneas elegantes y acabados suaves, acordes con los gustos modernos.

Para los que buscan algo realmente único, destacan las urnas funerarias personalizadas y hechas a mano.

Estas urnas no son meros contenedores, sino obras de arte por derecho propio.

A menudo son elaboradas por artesanos de gran talento y presentan elementos decorativos inesperados.

Conociendo los diferentes tipos de urnas funerarias

Empecemos por lo básico examinando de cerca las categorías distintas de urnas funerarias.

 Con la cremación cada vez más popular como un medio de tratar con los restos físicos, la demanda de urnas ha aumentado significativamente.

A través del uso de la urna de cremación adecuada, las familias tienen más facilidad para preservar la memoria de un ser querido para las generaciones venideras.

  1. Urnas Individuales

Las urnas funerarias individuales están meticulosamente diseñadas para contener los restos cremados de una persona.

Comúnmente llamadas “de tamaño completo” o “de capacidad individual”, estos recipientes tienen volúmenes interiores que oscilan entre 195 y 260 pulgadas cúbicas.

Cada pulgada cúbica corresponde aproximadamente a una libra de peso corporal.

Para poner esto en perspectiva, una persona que pese 150 libras necesitaría una urna con una capacidad mínima de 150 pulgadas cúbicas.

  1. Urnas de acompañamiento

Como su nombre indica, las urnas funerarias de acompañamiento albergan los restos incinerados de dos personas, lo que las convierte en una elección adecuada para aquellos que comparten una conexión especial en vida y desean ser conmemorados juntos en la muerte.

A menudo denominadas urnas dobles o de doble capacidad, las urnas de acompañamiento pueden albergar entre 400 y 450 pulgadas cúbicas de restos.

Están disponibles en dos configuraciones distintas: una con una única cámara más grande y otra con dos cámaras más pequeñas destinadas a albergar los restos.

  1. Urnas Relicario

Las urnas funerarias relicario están cuidadosamente diseñadas para salvaguardar una parte de los restos incinerados.

Permiten dividir y compartir los restos entre varios miembros de la familia o compañeros cercanos, garantizando que cada persona mantenga una conexión física con el difunto.

Estas urnas funerarias están disponibles en varios tamaños y diseños para satisfacer diferentes necesidades y preferencias.

Además de conservar los restos incinerados, muchas familias optan por utilizarlos para guardar recuerdos sentimentales, como la tierra del lugar del entierro, flores secas de la ceremonia funeraria o incluso un mechón de pelo del difunto.

  1. Urnas ecológicas

Para quienes desean una despedida verde, las urnas funerarias ecológicas se componen de materiales biodegradables como almidón de maíz, papel reciclado, corteza de morera y sal gema.

 Diseñadas tanto para esparcir en tierra como para enterrar en el suelo, se descomponen de forma natural, dejando una huella medioambiental mínima.

  1. Joyas de cremación

También conocidas como joyas conmemorativas, las joyas de cremación son un tipo de urna funeraria que permiten conservar una pequeña parte de los restos mortales cerca de los familiares.

 Disponibles en varias formas, como colgantes, anillos, pulseras y collares, permiten a los deudos llevar un trozo de su ser querido allá donde vayan.

  1. Urnas de piedra

Las urnas funerarias de piedra son una buena elección para un entierro o para conservarlas en casa.

Se fabrican con materiales de piedra natural, como mármol, granito, ónice, cuarzo, pizarra, alabastro y piedra fósil.

Dado que los materiales utilizados para fabricar estas urnas proceden de todo el mundo, cada una de ellas es única y, por tanto, suelen ser una opción más cara.

¿Quién utiliza las urnas funerarias?

Las urnas funerarias se utilizan en todo el mundo por varias razones.

Aunque la elección de la cremación es una decisión puramente personal, muchas religiones especifican que la cremación es la vía adecuada tras el fallecimiento de una persona.

Las religiones hindú y budista favorecen la cremación tras la muerte, mientras que otras religiones mayoritarias importantes, como el catolicismo y los Testigos de Jehová, reconocen esta práctica, aunque pueden aplicarse algunas restricciones.

Muchas creencias religiosas respaldan la cremación porque creen que el cuerpo tiene muy poco valor y no es más que un recipiente para el alma.

En otros casos, creen que la cremación permite que el alma resurja de las cenizas, permitiéndole ascender a su próxima vida o siguiente etapa del ser.

Aparte de las razones religiosas, la cremación y el uso de urnas funerarias es una decisión muy personal.

Algunas personas optan por la cremación porque pueden compartir una parcela de enterramiento con sus seres queridos, acercándolos físicamente tras su fallecimiento.

Otros eligen el proceso porque puede ser una opción menos costosa en comparación con un entierro tradicional.

Beneficios del uso de urnas funerarias

Aunque muchos se han acostumbrado a las prácticas funerarias tradicionales, no por ello son menos traumáticas para quienes tienen dificultades para comprender la muerte.

Cuando una persona fallece, ver su cuerpo puede ser extremadamente traumático.

Tanto si tienes miedo a la muerte, como si eres claustrofóbico o simplemente te angustian los pensamientos relacionados con el más allá, ver el cuerpo de una persona después de que haya pasado a mejor vida puede ser angustioso.

A menos que tengas a alguien con quien hablar de estos sentimientos, puede ser difícil de sobrellevar.

El uso de urnas funerarias, por otro lado, tiende a ser un poco menos traumática para muchos.

Esto se debe a que, una vez que la persona ha fallecido, el cuerpo suele ir directamente al crematorio elegido y no se le vuelve a ver hasta que se reciben sus cenizas incineradas, a menos que se decida velarlo antes de la incineración.

Muchas personas consideran que no ver el cuerpo físico es menos traumatizante, y algunas incluso encuentran consuelo en la idea de que el alma de su ser querido resurja de las cenizas y se traslade a su próximo cuerpo físico, al cielo, al nirvana…

sea cual sea su creencia.

Una vez que se devuelven las cenizas, normalmente se colocan en la urna funeraria o se convierten en otro tipo de recuerdo de cremación que ayuda a inmortalizar la memoria del difunto de una forma que reconforta a sus seres queridos y les aporta paz.

Precios de las urnas

El coste de la urna dependerá en última instancia del material y el estilo de la misma.

Cuanto más complejo sea el diseño y cuanto más duradero y/o raro sea el material, más cara será la urna.

En muchos lugares, las urnas se pueden comprar individualmente o como parte de un paquete de cremación. La mayoría de los paquetes de cremación incluyen la elección de una urna.

Preguntas frecuentes sobre urnas funerarias

¿Qué tipos de urnas hay?

Hoy en día existen diferentes tipos de urnas funerarias en donde las familias pueden llegar a guardar y preservar los restos de sus seres queridos.

Las hay desde individuales hasta grupales.

Los materiales, los diseños y los tamaños también varían y hacen que diferentes tipos de urnas puedan ser elegidos.

En este artículo te contamos algunos tipos de urnas funerarias.

¿Dónde se puede depositar una urna?

Los panteones y mausoleos son opciones para quienes desean conservar una urna en un lugar público.

También puede plantearse enterrar la urna en un cementerio.

Hay muchas formas de conservar una urna en casa, ya sea expuesta o más escondida.

Algunas familias optan por dividir las cenizas en varias urnas o ubicaciones.

¿Dónde puedo esparcir cenizas en México?

En México no se pueden esparcir cenizas de difunto en cualquier lugar, usted puede tomar un tour privado en barco para realizar esta acción.

Un pequeño barco privado puede ser una manera especial e íntima para celebrar su ceremonia de esparcimiento de cenizas, y estas cartas están disponibles a precios muy razonables.